viernes, 28 de mayo de 2010

Consejos para viajar en auto a Cuernavaca


Cuernavaca se distingue por un clima generoso, comida deliciosa y espacios para la relajación. Si quieres visitar este destino, es importante que pongas atención a los siguientes consejos.

1. El auto. Recuerda que un viaje en carretera necesita ciertas precauciones. La más importante tiene que ver con las condiciones de tu auto. Así que carga con herramientas, llanta de refacción, agua y anticongelante. Te servirá mucho si pasas antes a una gasolinería y les pides que saldrás a carretera y necesitarás que el aire de las llantas esté a una presión de 30.

2. La carretera. Llegar a Cuernavaca es muy sencillo. Si vives en la Ciudad de México, la opción más viable es que tomes avenida Insurgentes Sur y te desplaces hasta La Joya. Para mayor ubicación, ahí es donde termina el Metrobús. Una vez que la dejes atrás, habrá dos caminos. El de la izquierda es para tomar la autopista de cuota, la cual te cobra 85 pesos. La opción de la derecha es la vía libre.

3. Los sitios para cargar gasolina. Si vas a llegar por La Joya, en la carretera de cuota, una gasolinería se encuentra a esta altura. Sobre la Carretera de Cuota, a la altura del kilometro 42 del lado derecho está otra (a la altura de Tres Marias o la zona de la Cima). En el kilometro 65 antes de llegar a la primer entrada hacia Cuernavaca (Av. Universidad), existe otra gasolineria del lado derecho. Pasas el entronque de Avenida Gobernadores (hacia un lado llegas al SAM's y del otro hacia el Tepozteco) y del mismo lado derecho está otra gasolinera. Por la lateral de entronque a Galerias (Liverpool) exite otra gasolineria del lado derecho. Y si sigues por la lateral de la autopista a 600 mts, del mismo lado derecho existe otra gasolineria.

4. Los carriles. Prefiere manejar por el carril del centro. Esto te permitirá mantener una velocidad moderada, sobre todo cuando pasas las curvas y tengas menos oportunidad de frenar. Recuerda que sólo puedes rebasar por la izquierda.

5. El clima. La carretera para llegar a Cuernavaca es la Autopista del Sol o Cuernavaca-Acapulco. Te recomendamos comprar protectores de sol individuales para las ventanillas del coche. Si viajas por la mañana, el sol te entrará por el lado izquierdo durante todo el trayecto. Si es por la tarde, será del lado derecho. Toma tus precauciones si es que vas a viajar acompañado.

6. El trayecto. La carretera a Cuernavaca tiene muchas y muy marcadas curvas. Así que checa bien tus frenos y viaja a una velocidad pertinente. Por encima de todo, pon atención a los señalamientos de las curvas que vas a atravesar y utiliza sólo el freno para dar las vueltas. Pese a todo, esta carretera se mantiene bien cuidada y, una vez que pasen las curvas, te tocará un trayecto en línea recta. Además, los paisajes que adornan la carretera son hermosos.

7. Las opciones para pasar el viaje. Si no vas solo, es probable que tus acompañantes decidan pasar el tiempo con algún libro o revista. En estos casos, es preferible que lleven música, pues debido a la cantidad de curvas que presenta la carretera, es posible que tus acompañantes se mareen. Además, el sol hará de las suyas durante el trayecto, pues su se colará entre los arbustos y eso impedirá una buena lectura. Así que mejor lleven discos y audífonos.

8. Las provisiones. Si viajas desde la Ciudad de México, es mejor que te detengas en la caseta para bajar a comprar comida rápida, agua, pasar al baño o estirar las piernas, pues durante esta carretera hay muy pocos espacios para parar. Sólo recuerda que el tiempo máximo para estacionarte en los locales que están junto a la caseta es de 15 minutos. Entonces, ahorra tiempo.

9. Los recursos. Si viajas con lentes de sol, elige modelos que te permitan la máxima claridad del lado interno, y la mayor opacidad del lado externo. La idea es que tengas tu vista protegida y a la vez puedas ver perfectamente, pues encontrarás diversos trayectos cuyos arbustos darán sombra y necesitarás poner atención a los señalamientos.

10. Las incomodidades. Puede ser que, debido a la altura y distancia, se te puedan tapar los oídos durante el trayecto. La solución más fácil es tragar saliva. Si llegara a ser más frecuente y no sólo durante el viaje en carretera, es preciso que acudas con un otorrinolaringólogo.

Fuente: terra.com.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario